top of page

Experiencias dentro de la Industria textil y el Mundo de la Moda

Actualizado: hace 2 días

Episodio: 103


En la entrevista de hoy tuvimos el gusto de platicar con Miguel Brito acerca de la importancia de la industria textil, resaltando sus ventajas y desventajas económicas y su impacto en la moda mexicana.

José Brito Zaragoza es egresado de la carrera de Contabilidad y Mercadotecnia de la Universidad Iberoamericana. Director de Brito Textil en la ciudad de Puebla de los Ángeles, corazón de México. Más de tres años como presidente de la Cámara textil de Puebla y Tlaxcala, diez de Exintex y siete de la Asociación Nacional de Empresarios Textiles. Fue fundador del centro de innovación y diseño de Puebla.

Con sentido nacionalista, desde hace 45 años. Defendiendo y colaborando orgullosamente con el desarrollo de la industria textil Mexicana. Hoy por hoy, su espíritu innovador lo hace un proyecto permanente de transformación y adaptación a las cambiantes exigencias del consumo que ha merecido el respeto de la competencia y honrado con la fidelidad de los consumidores, con productos innovadores como el ECOBAMBU.


Transcripción de la entrevista de Laura eRRe a Miguel Brito en el episodio #104 de Fashion Digital Talks Podcast:


LR: ¿Cómo es que nace Textiles Brito?

MB: El tema textil en la familia es algo que viene desde mi bisabuelo. Realmente somos una familia textilera, aquí en puebla y creo que es un gusto adquirido que fue pasando con los años y del cual te vas involucrando más y más.

Textiles Brito lo fundó mi Padre hace 55 años, y desde ese entonces nos hemos estado dedicando a la creación de telas de tejido plano. Hace 18 años fue que se creó la marca ECOBAMBÚ, con su línea de productos terminados y para diseñadores, con el fin de crear prendas y exteriores.


LR: ¿Cómo se han ido adaptando a los cambios de la industria y del consumidor?

MB: Ha sido un reto enorme el evolucionar dentro de la industria textil en México. Porque existe esta leyenda urbana de que el textil mexicano se acabó y que estábamos cerrando por no ser competitivos. Pero la realidad es que hoy se producen más que nunca textiles en Puebla y Tlaxcala, pues el crecimiento ha sido grande, aunque hay un menor número de empresas por la necesidad del mercado de estar creando e innovando y sacando nuevos planes.

Un ejemplo de esto fue la idea de sacar a la venta las telas por metro, el cual fue un proyecto que surgió hace unos 7 años más o menos, presentado por primera vez en Intermoda. La verdad es que su inicio fue muy lento, pero hoy tenemos diseñadores en toda la república que constantemente están comprando 10,000 metros de tela en un lapso muy corto de tiempo. Esta idea nos funcionó, porque para nosotros la creatividad es lo más importante y los diseñadores pequeños tienen forma de crecer con esta implementación.


LR: ¿Cómo es que nace la línea textil ECOBAMBU?

MB: La fibra de bambú solamente tiene patente China, por lo que se tomó la decisión de importar el hilo de bambú, para hacer algún tipo de tela distinta en el mercado nacional. Empezamos con este proyecto hace 18 años y por eso nace la marca. Lo que hicimos fue desarrollar puros textiles con hilo de bambú.

Con el tiempo, desarrollamos unas toallas ecológicas que ahorran más de un 35% en procesos de lavandería, ahorrándoles a cadenas hoteleras más de 10 millones de pesos al año. Con lo cual, este es un producto que beneficia al medio ambiente y es un nicho en donde nos preocupamos por la naturaleza.


LR: ¿Cuál ha sido el proceso de expansión de la marca, ¿cómo nacen estas nuevas oportunidades y cómo se potencian?

MB: Llevamos exportando por más de 30 años a confeccionistas de Colombia, Guatemala, El Salvador y Estados Unidos. La gran diferencia ahora es que con el internet y redes sociales como Instagram nos ha ayudado muchísimo a conseguir clientes de países que no nos conocían.

Como es el caso de Madrid e Inglaterra, los cuales nos piden docenas de toallas y de hecho les sale más caro el envío que el producto, pero las piden. Entonces eso nos abre las puertas a que a través del internet podamos crecer y llegar directo al cliente. Para nosotros como fábrica nos beneficia, porque además de tener un mejor margen también ayuda a las demás empresas para que seamos un punto de apoyo para los mayoristas, diseñadores que compran en metros y en la venta directa de textiles.


LR: ¿Cuáles consideras que han sido de los retos más importantes en la industria textil?

MB: Es un reto el día a día. Ver lo que está pasando y la globalización que de alguna manera nos afecta a todos. Por ejemplo, que se eleven los costos de las fibras, las variaciones de la bolsa de valores, los cambios en los precios internacionales. En el caso de la pandemia, fue repentina y había que mantener a todos los empleados con sus sueldos, porque al final del día todos lo necesitamos. Y es eso, el poder salir adelante.


LR: ¿Cuáles crees que han sido los errores que han ido afectando a los negocios?

MB: Creo que se trata de muchas cosas diferentes. Por ejemplo, que estén renovando su maquinaria, cambiando los productos que hacen o que solo un negocio venda franela y que llegue un punto en el que ya no se venda. Este es un error que puede provocar que esa empresa cierre. El estar constantemente probando opciones es lo más importante, aunque sea más cansado y requiere de más trabajo esto es algo que se necesita para poder evolucionar algún negocio.


LR: ¿Hay alguna recomendación que nos puedas dar sobre el color y los textiles?

MB: En cuanto a color es muy curioso ver que todos los años viene en tendencia el negro con blanco y el siguiente año es blanco con negro. Entonces como que hay colores que pueden ser una apuesta segura a la hora de comprarlos.

La forma de vestir de las personas ha cambiado mucho y las tendencias de color. Pero sí como diseñador tuviera que buscar algo, me iría por los colores más conservadores, como el negro o el blanco. Los cuales son colores que se van a lo seguro, sobre todo cuando se está empezando, pero de inicio tomaría colores base, porque conllevan menor riesgo.


LR: ¿Qué podrías dar tu como consejo a alguien que llegue a un rol como el de director de una empresa?

MB: Lo primero es no quejarse. Como dice el chiste de los libaneses “hay que hablar bien del camello, sino no lo vendes” entonces la realidad es que yo tomé el lenguaje de decir que estamos muy bien y eso empezó a dar un valor por sí mismo.

Por otro lado, se estuvo recibiendo el apoyo al Centro de Innovación por parte del gobierno federal que hizo un cambio importante, ayudando a que la industria sea más competitiva. En resumen, fue hablar bien de la industria, de todas las ventajas que tiene, de cuántos empleos genera y de sus exportaciones, las cuales tienen muchos nichos importantes.

En la industria textil tenemos de las mejores plantas de Latinoamérica y a nivel mundial. He traído alemanes y suizos que llegan a conocer nuestras plantas en Puebla y se maravillan porque esa maquinaria no está en Europa. Tenemos una industria que vale mucho, de la que debemos estar orgullosos. Ya que, a fin de cuentas, son productos de mexicanos para mexicanos.


LR: ¿Cómo transmites esta visión a los empresarios de la industria?

MB: Dando el ejemplo. Sí te recomiendo que implementes algo en tu empresa y yo no lo tengo primero, es algo ilógico. Porque no puedo sugerirte que tengas algo de lo que no tengo la seguridad de que funciona.

Un ejemplo de eso fue la implementación de paneles solares. Se hizo una campaña dentro de la cámara donde se pudo negociar para que todos los socios tuvieran un mejor precio. Porque para el textil la luz es lo más importante. Por lo que muchas plantas de la zona montaron paneles solares y fue impresionante, ver como las plantas ya trabajaban con energía solar gracias a mi influencia y buen ejemplo.

Esto se hizo en la cámara para que todos fueran emigrando a paneles y fuéramos una industria más limpia, dando resultados muy importantes y buenos para el medio ambiente y el impacto que esta provoca a la industria.


LR: ¿Cuál ha sido el impacto positivo y negativo de la industria?

MB: Desde luego, hay un gran interés por las telas sustentables y está cambiando la industria en general, ya que este es un tema sustentable y económico.

El agua cada día es más cara y se tiene que buscar una forma de aprovecharla; lo mismo pasa con la luz, es tan cara que hay que poner paneles y así en términos generales.


LR: ¿Cómo visualizas el mundo textil a nivel global y a nivel nacional en la actualidad?

MB: Creo que tenemos una gran oportunidad. Esto viene desde Peña Nieto y las últimas negociaciones que se hicieron donde se pide que los textiles sean originalmente de la región. Eso va a mejorar las condiciones de la gente del campo y las hilaturas. Porque antes una tela la importabas y podrías hacerla, lo cual era un trabajo dentro del libre comercio y eso hoy en día sucede.

Por otro lado, podemos ver que Estados Unidos está girando hacia México por la situación política con China y están regresando a dar más empleos a los locales y toda Latinoamérica. Esto para los mexicanos es beneficioso, porque no nos damos abasto en la industria para cubrir la demanda del mercado que sigue siendo en Estados Unidos.


LR: ¿Cuál ha sido algún aprendizaje que quieras compartir?

MB: Como aprendizaje enorme es que cuando entras a la cámara y no sabes nada, porque no eres político y no te dedicas a eso, empiezas a conocer cómo funciona todo y a hacer amigos de todas las ramas. He hecho buenas amistades y relaciones.

Porque es impresionante conocer lo que hace cada persona y darte cuenta de lo que vale. Ahí tuve la oportunidad de aprender a diario.


LR: ¿Cómo ves el futuro de la moda en México?

MB: El primer detalle que pienso que le falta a la industria es que el mexicano se la tiene que creer. Pensamos que, porque un producto de diseñador italiano está en venta, vale más que los productos locales. Pero tenemos diseñadores de primer nivel en México, que se lo han creído y están demostrando que se puede.

En las pasarelas de las mejores marcas del mundo, hay modelos mexicanas. Eso te dice que todo lo que se hace en México está muy bien y muy valorado a nivel internacional. Creo que es más importante darle el valor que se merece a la industria mexicana. Superamos a miles de marcas internacionales en calidad y en la forma en la que se confeccionan las prendas.


LR: ¿Cuáles serían las 3 reglas de oro para un empresario?

MB: Pensándolo detenidamente, porque no lo tengo definido. Yo te diría que son las siguientes:


  • Sé honesto.

  • Sé sencillo.

  • Trabaja por lo que te gusta.


Te invitamos a suscribirte a nuestros canales de Spotify y Youtube para acompáñanos en el siguiente episodio de Fashion Digital Talks por Laura eRRe.

No te pierdas nuestro próximo Fashion Digital Talks el Congreso internacional más importante de México en la industria de moda, con temas de comercio electrónico, marketing digital, herramientas tecnológicas y mejores prácticas.

REDES SOCIALES:


Instagram: @textilesbrito @cidpuebla

Facebook: Textiles Brito



235 visualizaciones0 comentarios

コメント


bottom of page