Cómo tener finanzas sanas en un negocio de moda.

En esta ocasión platicamos con Ligia Aguayo quién durante la charla nos ha hablado de la importancia de la parte administrativa de los negocios, consejos para lograr finanzas sanas, nos ha compartido estrategias de pricing, métricas para evaluar la rentabilidad y cómo lograr una mayor eficiencia en una empresa de moda. Además, nos platicó sobre cómo construir una marca personal sólida y consejos para tener buenas relaciones públicas.




Nuestra invitada es egresada de la carrera de Contador Pública de la Universidad Autónoma de Yucatán, Maestra en Impuestos por el Instituto de Especialización para Ejecutivos y cursó el Doctorado en Ciencias de lo Fiscal por la misma institución. Ha recibido el Premio Yucatán Mujer Emprendedora 2015, premios por la Coparmex y formó parte de la delegación del G20 en Turquía de la Young Entrepreneurs Alliance en 2015.

En el ramo de publicidad y moda, es creadora de Midwoman Fashion Magazine, fundadora de Innova Publicitaria S.C.P., agencia de relaciones públicas, y es embajadora del sureste para Fashion Group International.


(Accede a este contenido de forma más extensa en formato de audio en Anchor, Spotify, Google Podcasts, Pocket Casts y Radio Public o a través de vídeo en YouTube).


Transcripción de la entrevista de Laura eRRe a Ligia Aguayo en el episodio #98 de Fashion Digital Talks Podcast:


Laura Erre: ¿Cómo ha sido para ti trabajar en ámbitos tan distintos como lo contable y la moda?

Ligia Aguayo: Para mí el descubrir el ámbito de la moda fue un cambio completo en mi vida.

Los contadores somos como los psicólogos de los empresarios, te caen temas que no son tuyos, pero que debes resolver, es un trabajo que requiere mucho estudio y dedicación; la parte de moda fue para mí un escape, un descubrimiento hacia mi faceta creativa, aunque a su vez ambos nichos son creativos, en un despacho lo que hago es activar un poco mi creatividad para resolver problemas, pero en la parte de moda uso más mis habilidades visuales, en la parte de fotografía, en la construcción de la revista y también para estar descubriendo cosas nuevas para compartir con los lectores, es muy gratificante y no lo veo como trabajo, ya que es algo que me gusta.

LR: ¿Cuáles serían tus consejos para tener finanzas sanas?

LA: Para unas finanzas sanas lo primero es intentar mantener las deudas al margen, no significa que como empresarios o emprendedores no debamos disponer de alguna deuda en dado momento, no precisamente porque te esté yendo mal, te debes endeudar, cuando arrancamos un negocio o tenemos que reinvertir lo normal es recurrir a un financiamiento, para ello hay diferentes opciones, una de ellas es que te presten, con ello adquieres un compromiso y tienes que devolver ese recurso.

Así que una manera de tener finanzas sanas es ser conscientes de qué y para qué estamos pidiendo, a su vez ser conscientes de que lo podamos pagar, para hacer esto yo le recomiendo a todos los que nos escuchan que se lleve un registro de todo el dinero que entra y sale, que es nuestro flujo de efectivo, porque con ello nos damos cuenta de todo aquello que debemos pagar, lo vemos de forma clara en alguna aplicación, libreta, reporte o algo que nos ayude a tener en frente esa información para darnos cuenta de nuestros compromisos y poder mantener esas finanzas sanas.

LR: ¿Cuáles son los errores financieros que tú has visto con empresas de moda?

LA: He visto que a muchos creativos la parte administrativa no les encanta, sin embargo, como emprendedores es súper importante tener claras estás herramientas, podrás tener a alguien que te apoye, pero nunca hay que perder de vista tu información. Para eso están incubadoras como Fashion Startup Lab, que dan muchas herramientas a los emprendedores, pero la parte de los registros administrativos y de los costos es algo en de lo que debemos ser conscientes, tratar de entenderlo y buscar herramientas para poder tener esta información porque aunque seamos excelentes creativos, si no sabes administrar tu negocio, no lo podrás crecer, recomiendo que se le tome importancia a esas facetas aunque no nos encanten.

LR: Dentro del costeo, ¿qué recomiendas hacer para una estrategia de pricing?

LA: Antes que nada hay que saber que ningún negocio es igual a otro, cada idea y lo que conlleva ejecutarla es muy diferente, de entrada los costos son muy distintos dependiendo de las situaciones en las que se opere, por ello, aunque dos empresas estén haciendo exactamente el mismo producto sus costos no serán iguales.

Hay una leyenda urbana con el tema de los costos donde alguien te pasa un factor que te hará sacar tu precio ideal, la realidad es que el factor no es igual para todos, si una empresa ya lleva muchos años y tiene toda una infraestructura, determina un factor con su propia información.

Lo importante para determinar costos es que definamos la materia prima que se está usando, cuánto cuesta la nómina, habrá que cuantificar impuestos, cuánto se paga por el local y servicios, entre otros elementos que se deben enlistar para poder costear; posteriormente se puede determinar cuánto ganar, tomando a su vez en cuenta el precio al que la gente adquiere productos similares y también que sean consciente de qué márgenes de ganancias son realmente razonables, esa sería de manera sencilla mi recomendación para costear.

LR: ¿Cuáles son los principales métricos que nos ayudan a tomar una decisión financiera para rentabilizar un negocio?

LA: Dentro de las métricas está la liquidez, el dinero que puedes convertir rápidamente en disponible; ese es un indicador que te piden los bancos para otorgar un crédito, comparan lo que se puede convertir en efectivo contra lo que debes, esa misma comparación hay que hacerla al interior de la empresa, si lo que debes te empieza a rebasar debes realizar cambios dentro de la operación del negocio.

Otro indicador muy importante es evaluar cómo se está construyendo el patrimonio del negocio, a la hora en que un inversionista o un banco analiza indicadores también revisan esa parte para determinar el valor del negocio.

LR: ¿Qué consejos financieros nos puedes compartir para tener una mayor eficiencia en un negocio de moda?

LA: Para ser eficientes, definitivamente hay que involucrarse en el negocio, haciendo por ejemplo inventarios, que es algo que nos da mucha flojera hacer, pero nos sirve para darnos cuenta de lo que se puede hacer, con lo que se tiene sin necesidad de gastar más, muchos diseñadores tienen en su almacén muchísimo dinero sin siquiera tener idea, nosotros les recomendamos valorar lo que se tiene en almacén, el parámetro para saber cuánto vale está en cuánto se pagó.

Otro consejo financiero es tener en claro los productos que se van a vender y los canales a los que se quiere llegar para comercializar, ningún producto ni ningún canal es igual que otro, los costos de operación serán diferentes según si, por ejemplo, se vende en una plaza comercial o en línea, por ello de nuevo hay que revisar los costos para tener claridad sobre cómo vender para generar ingresos.

Un aspecto adicional es tener la cobranza al día, con esos tres aspectos deben fluir las cuentas.

LR: ¿Cuál es la visión con la que has logrado escalar a Integra y Midwoman?

LA: Cuando inicie Integra me dio mucho trabajo levantar el negocio porque era de servicios dentro de un ámbito muy competido, yo antes era consultora de negocios, pero nunca había sido empresaria, no es lo mismo decirle a alguien más cómo hacer las cosas a vivirlo en carne propia, lo cual fue una gran lección. Cuando logré llegar al punto de equilibrio y a generar ganancias dentro de Integra fue cuando decidí no poner todos los huevos en la misma canasta y por sugerencia de una amiga mía nace Midwoman.

Asimismo otra gran lección que tuve a raíz de esto es que cuando no se conoce el giro en su totalidad se corre el riesgo de perder dinero, ya que llevas una curva de aprendizaje, por ello me dio mucho más trabajo levantar Midwoman, tardamos casi cuatro años en que el negocio fuera de verdad negocio, si bien yo aprendí la parte editorial en una empresa familiar, nunca lo había practicado ni trabajado en ello.

Entonces lo primero es tener diferentes fuentes de ingresos, eso ayuda a capitalizar tu negocio para que tengas la tranquilidad financiera. Por otro lado, si un negocio depende únicamente de ti es imposible crecer, para remediar esto hay que aprender a delegar y que la organización fluya por sí sola, enseñando a los colaboradores, conociendo todas las fases de la empresa, ser capaces de supervisar y una vez que ya se está bien organizado sin depender únicamente de uno solo, es cuando empieza el crecimiento.

En el caso de Integra, por ser servicios, fue presenciada por muchos años, no obstante con la pandemia muchos clientes se incorporaron a lo virtual, otorgando así una gran ventaja para no tener que estar viajando. Por el lado de Midwoman pensamos la escalabilidad en el tema digital, apostamos a la tecnología para llegar a más lectores, desde un inicio ya teníamos una aplicación, página web y redes sociales fortalecidas, así que cuando llegó la pandemia y el mundo se volvió digital, nosotros ya estábamos digitales, no tuvimos que hacer un cambio operativo, sino que pensamos en la escalabilidad con el tiempo.

LR: Cuando te conocí me sorprendió que realizas muchísimas cosas y siempre a lo grande, ¿qué consejos nos puedes dar para el tema de la administración del tiempo?

LA: En general, el tiempo es el recurso más valioso que tenemos, por ello tenemos que optimizarlo al máximo; en mi caso me di cuenta de que usaba mucho de mi tiempo en cosas que no eran productivas, algo que hice para trabajar esa parte fue marcar en mi calendario actividades por colores para ver cuánto tiempo le estoy dedicando a Integra, a Midwoman, a mis cosas personales o a las ONG con las que colaboro, con ello me doy cuenta de cuántas horas productivas tuvo mi día contra las horas no productivas para balancear esa parte y así lograr mis metas del día. Los colores fueron para mí lo máximo, ya que me ayudaron a identificar en qué estaba ocupando mi tiempo.

Por supuesto, me apoya mucho mi equipo porque no puedo hacer todo yo, me ocupo más de dirigir el negocio y revisar retroalimentación en reuniones casi diarias con los líderes de equipo de cada empresa para platicar sobre cambios o ajustes que hay que hacer; trabajo más en la parte de delegar, pero para lograr delegar me llevó mucho tiempo confiar, muchos tendemos a controlar o a querer estar en todo, pero con una visión así no se deja crecer ni al negocio ni al equipo de trabajo, porque las personas también tienen ambiciones y si quieres que permanezcan contigo mucho tiempo debes pensar en qué les vas a ofrecer cuando avancen los años; el delegar es parte del crecimiento natural, hay que entender que debemos dejar que todo se acomode, para mí es importante delegar para poder eficientar el tiempo.

LR: ¿Qué consejos nos puedes dar para mantener buenas relaciones públicas?

LA: Vas construyendo alianzas conforme va avanzando el tiempo, por ejemplo, yo en Integra no tengo socios, el negocio es mío, yo lo trabajo, pero tengo grandes aliados; con el tiempo fui descubriendo que no puedes crecer sin alianzas, eso es básico. Por ejemplo, en mi caso tengo alianzas con un despacho legal, con un despacho de tecnología, con una empresa de marketing… Voy sumando aliados y dependiendo del proyecto que vayamos a ejecutar vamos activando alianzas, para mantener esas relaciones lo más importante es la lealtad ante ese equipo de personas; esto no significa que no se pueda cambiar cuando ya no embonen las ideas de ambas partes, pero cuando se vaya a buscar una nueva alianza para crecer hay que ser agradecidos con la gente que ha pasado por nuestra trayectoria.

Muchas alianzas yo las encontré en agrupaciones empresariales como Coparmex, yo me integré a jóvenes Coparmex, empecé a hacer amigos empresarios más o menos de mi edad o incluso más chicos, cuando los conocí me intrigaba saber qué estaban haciendo ellos para crecer sus negocios tan rápido y me preguntaba qué debía aprender yo de ellos, a su vez ellos se preguntaban qué podían aprender de mí dándose así un compartir que a la vez te ayuda a saber que no estás solo viviendo los problemas, el acompañamiento que tuvimos en conjunto fue para mí muy enriquecedor. Con el tiempo esas alianzas se volvieron nacionales, luego internacionales, se va creciendo la red, pero siempre es importante mantener con el paso del tiempo esas amistades, en la medida que va creciendo nuestra red de relaciones públicas se pueden lograr muchas cosas porque dependiendo de los proyectos te vas sumando con esas alianzas que con el tiempo también llegan a volverse amistades de vida.

LR: ¿Qué consejos nos puedes dar para tener una marca personal posicionada como la tuya?

LA: Toda esa parte se dio de forma muy circunstancial, te puedo decir que desde que empecé en el mundo de los negocios me di cuenta de la importancia de la imagen personal para transmitir mensajes. Cuando seguía trabajando en despachos, al llegar a reuniones yo llegaba bien arreglada, modo ejecutivo, no hay que hacer de menos esa parte; con el tiempo fui aprendiendo la importancia de adquirir prendas o accesorios buenos que me ayudarán a transmitir un mensaje de seguridad cuando iba a vender, posteriormente al entrar en el mundo de la moda me empecé a dar cuenta de que le puedes sacar provecho a tu silueta, puedes usar colores a tu favor, no tienes que tener un gran guardarropa para verte bien… Fue maravilloso el aprendizaje que tuve con gente del rubro que estuvo en mi camino, es así como empiezo a construir esa imagen personal.

Llegué a redes por una marca internacional que fue Adolfo Domínguez, me eligieron para ser su embajadora en Yucatán, no sabía yo el por qué, ya que no contaba con muchos seguidores, pero ellos me dijeron que la comunidad que había construido a mi alrededor era sólida y que no les interesaba llegar a seguidores sino al nicho en el que yo estaba. En esa época no tenía ni mil seguidores, pero la marca ya estaba apostando por mí y mi comunidad, eso me hizo ver que era muy importante la imagen personal.

Después de tiempo empecé a crecer mi presencia en plataformas con diseñadores, mostrando las actividades que hago, etcétera… Pero siempre recomiendo que cuando inicies en las redes sociales tienes que ser fiel a ti mismo, no te puedes disfrazar para ser otra persona, debes marcar cuál es tu identidad; por otro lado, también hay que ser congruentes entre lo que se hace en redes y lo que se hace en el día a día porque va a haber gente que se dé cuenta, tienes que ser congruente con lo que haces, dices y proyectas en tu red personal.

Si eres constante va creciendo tu comunidad y hay que ser cuidadosos de a quién quieres llegar, ya sea empresarios, a un mercado de productos… En su momento yo entraba en una dualidad porque no sabía si dirigirme a los empresarios o a los fashionistas, opté por inclinarse al lado de moda porque no podía tener dos personalidades, eso es con lo que sigo a día de hoy para construir una comunidad.

LR: Cómo mujer empresaria, ¿has tenido algunos retos importantes que nos puedas compartir?

LA: Como empresarias siempre tenemos retos, ya les conté una parte de lo que viví al iniciar el negocio, pero también al crecer el negocio crecen los retos, no es lo mismo coordinar a 5 personas que coordinar a 30 personas, con ello el crecimiento también aumenta la necesidad de ingresos que debes traer al negocio; creo que como empresarios en la medida que el negocio crece, a su vez crecen las responsabilidades.

Para mí la pandemia fue un gran aprendizaje de vida porque me hizo enfocar, sentía que me daba demasiado a los negocios y no tenía tiempo para mí, pero cuando llega pandemia confronté conmigo misma para aprender a estar presente; el negocio es el espejo de los empresarios, si tú estás bien de forma física y emocional, el negocio va a estar bien porque le vas a transmitir esa energía. Una gran lección empresarial es que debes iniciar por ti para poder hacer las cosas mejor en tu empresa, de esa manera fue que clarifique mis ideas durante la pandemia para planear lo que se debía de hacer para que el negocio continuara, esa parte, después del inicio de mi negocio, fue el momento más complicado de mi trayectoria empresarial.

LR: ¿Hay algún recurso que a ti te haya funcionado y nos recomiendes para seguir creciendo?

LA: Les recomendaría apostar a temas de crecimiento personal, todo lo que sea para mejorarte a ti misma, a tu imagen, tu mente… Todos los recursos que sean para invertir en tu persona son súper valiosos para mantener tus ideas claras y saber hacia dónde quieres ir.

LR: ¿Cuáles serían cinco reglas de oro que recomendarías a cualquier empresario o empresaria que nos esté acompañando el día de hoy?

LA: Reglas de oro para mí serían que:

  • Tu palabra vale, lo que digas hoy o mañana debes mantenerlo para lograr credibilidad.

  • Otra es que las alianzas son importantes, les invito a acercarse a organismos, gobierno, cursos, capacitaciones, incubadoras, aceleradoras… Donde sea que te sientas cómodo, acércate y haz comunidad.

  • El punto número tres sería que no dejes de prepararte nunca, todos los negocios requieren que nos involucremos en el rumbo de las tendencias de nuestra línea de negocios.

  • Además, recomendaría cuidar tus finanzas y no hacer de menos la parte administrativa, es responsabilidad de ti como empresario interesarte por tu negocio.

  • La número cinco sería apostar a tu imagen personal porque la primera impresión es lo que en automático vende.

LR: Muchísimas gracias por todos los consejos que nos compartes y gracias a quienes nos han acompañado en esta charla.


Te invitamos a suscribirte a nuestros canales de Spotify y Youtube para acompañarnos en el siguiente episodio de Fashion Digital Talks por Laura eRRe.

No te pierdas nuestro próximo Fashion Digital Talks, el congreso internacional más importante de México en la industria de moda, con temas de comercio electrónico, marketing digital, herramientas tecnológicas y mejores prácticas.





5 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo