top of page

La resiliencia, perseverancia y visión detrás de una marca de moda

En esta ocasión tenemos el gran gusto de hablar con Iván Gallegos y David Márquez, fundadores de la firma de Iann Dey; han compartido con nosotros el relato de su trayectoria como marca, como socios, los aprendizajes que ha tenido durante su crecimiento, hasta su reciente participación en Paris Fashion Week.

Iann Dey tiene sede en León, Guanajuato, se dedican a vestidos de gala y nupciales distinguidos por hacer un equilibrio entre sencillez y distinción a través de diseños basados en el servicio personalizado.

Las prendas de la firma han sido llevadas por celebridades como Naomi Campbell, Paris Hilton, Belinda, Yalitza Aparicio y Ángela Aguilar, recientemente también han vestido a las influencers Andy Benavides, Liz Contreras, Jess Salgado y Valeria Aguilar.


(Accede a este contenido de forma más extensa en formato de audio en Anchor, Spotify, Google Podcasts, Pocket Casts y Radio Public o a través de vídeo en YouTube).


Transcripción de la entrevista de Laura eRRe a David Márquez e Iván Gallegos en el episodio #87 de Fashion Digital Talks Podcast:


Laura Erre: ¿Cómo ha sido la trayectoria de Iann Dey?

Iván Gallegos: Iann Dey nace a raíz de un hobby porque ambos antes trabajábamos en una empresa de calzado de manera muy estable, pero aparte hacíamos confección para diferentes personas. Fue en el 2012 que yo comencé a trabajar con la idea para el vestido de graduación de mi hermana, como sentía que no podía hacerlo solo, hable con David para que me ayudara; ese vestido tomó 3 meses para ser realizado, con ese proyecto descubrimos que podíamos trabajar juntos, observamos las fortalezas o debilidades que tenía el uno y el otro, así como la manera de complementarnos para trabajar juntos, sin querer el proceso que ahora llevamos a cabo con nuestras clientes lo realizamos en esa ocasión con mi hermana, ese proyecto nos brindó mucho entendimiento para trabajar en conjunto.

David Márquez: Después de ese primer proyecto se fue corriendo la voz de nuestro trabajo y empezamos a tener clientes de varios lugares.

IG: Poco a poco fuimos teniendo experiencias en las que nuestro trabajo comenzaba a visualizarse en diferentes espacios de pasarelas, con lo cual nos dimos una idea de cómo el público tomaba nuestro punto de vista de la moda.

En el 2016 fuimos contactados para ser imagen del mes de la moda Guanajuato, lo cual nos impresionó mucho porque fue la primera vez que como marca llegamos a una plataforma de ese nivel. Para ese entonces yo estaba al frente del negocio como tal y David seguía en otro trabajo, por el crecimiento que estaba teniendo la firma llegó el momento en que hablé con él para decirle que la mancuerna que hacíamos requería que ambos estuviéramos enfocados en el proyecto.

Cuando David se incluye en Iann Dey es cuando se empieza a formalizar nuestro trabajo porque antes solíamos atender a las clientes a las 11 o 12 de la noche porque era cuando realmente teníamos tiempo después de nuestro otro trabajo, eso volvía más complejo el servicio al cliente que hoy entendemos que es una de las partes fundamentales de nuestro negocio.

Después de estos cambios fuimos a Fashion Days en San Miguel de Allende, ellos nos contribuyeron a tener mayor visualización en el sector moda como tal; a su vez conocimos a mucha gente del medio, como Andy Benavides, que nos ayudaron a llegar un poco a todo el país.

Participar en plataformas nacionales, como Creare y Sapica, antes de llegar a espacios internacionales, nos dio importantes experiencias y pautas sin las cuales nuestra participación en eventos de la gama de The Royal Gala en Dubai hubiesen sido un caos.

Justamente en el periodo en que fuimos a Dubai ya estábamos trabajando juntos de lleno en Iann Dey, después de nuestra participación en ese país es cuando empezamos a recibir clientes de CDMX, Querétaro, Guadalajara, Monterrey, Chihuahua, Oaxaca, Veracruz… Fue impresionante ver cómo algo que hacíamos, en cierto sentido, de forma nata le estaba interesando a la gente.

Cuando nos invitaron por primera vez a Nueva York, igualmente estuvimos muy sorprendidos, aceptamos de inmediato porque para nosotros es una de las ciudades más interesantes y uno de nuestros destinos favoritos para visitar. Al presentarnos allí descubrimos que el apoyo que hay del extranjero, específicamente de Estados Unidos, a Latinoamérica es mucho más grande de lo que nosotros podíamos imaginar; fue impresionante que durante el primer show que tuvimos nos empezaron a hablar para comprar los vestidos, nosotros no teníamos mucha experiencia y les proponíamos enviarlos después de que regresáramos a México, pero la gente no quiere esperar, hoy en día están dispuestos a adquirir las cosas que les gustan de manera inmediata; hay fue otra situación en la que tuvimos que tomar decisiones, empezamos a vender estando todavía en el show, fue también impresionante porque no esperamos que se diera esa respuesta tan rápido. Es uno de los eventos donde con mucho cariño participamos constantemente porque el público nos ha recibido bastante bien.

DM: Posteriormente, hicimos un desfile de novias en México con lo cual logramos llegar un poco más la cuestión nupcial que es una de nuestras favoritas de trabajar, puedo decir muy orgulloso que ser parte de uno de los momentos más importantes de la vida de nuestras clientes es una sensación de acompañamiento y felicidad que no podemos describir, las experiencias que hemos tenido en esta categoría han aumentado nuestras ganas de continuar.

Venía todo subiendo como espuma, habíamos planeado muchas cosas para el 2020 y de pronto viene esta parte muy triste para todos que es la pandemia, ese periodo fue un parteaguas porque nos puso a prueba para plantearnos qué íbamos a hacer con lo que habíamos construido hasta ahora, nos prometimos no dejar hundir el barco, lo cual nos costó muchísimo trabajo. Fueron tiempos donde no había ganancia para nosotros dos y salían los demás sueldos de nuestro equipo a duras penas.

IG: Comenzamos con la elaboración de cubrebocas y equipos de protección porque estaban funcionando muy bien, pero supuso involucrarnos en procesos a los que no estábamos acostumbrados, porque todo lo que hacíamos antes era muy especializado, a medida, único y de mucho detalle.

Es en esta etapa de Iann Dey fue cuando pasó un momento muy importante, porque por medio de redes sociales, una de nuestras amigas etiquetó a Naomi Campbell para que viera lo que estábamos realizando y tuvimos la fortuna de que sí entrará a ver nuestra página.

Al principio cuando llegaron sus notificaciones no teníamos idea de que era precisamente ella, nos enteramos justo cuando estábamos en medio de una reunión donde no sabíamos cómo le íbamos a hacer para pagar la nómina.

DM: Fue un momento de mucha euforia porque estábamos viviendo un proceso muy amargo y de pronto viene esta luz en el camino que nos demuestra que estamos haciendo las cosas bien. Esta experiencia fue genial porque nos demostró que teníamos una gran bendición de chamba, ya que dentro de la oscuridad llegó la esperanza, lo que nos hizo comenzar a trabajar con más ahínco y ganas.

IG: Después de Naomi es cuando nos hablan por primera vez de Vogue porque querían publicarnos en sus páginas, para que México y parte de Latinoamérica se enteraran de lo que estábamos haciendo, nuevamente fue una sorpresa.

Luego de esto volvimos a ir a Nueva York, retomar un evento de este tipo antes y después de una situación como la que vivimos en 2020 fue completamente diferente, la sensación de la gente, el cómo llegamos al evento, varios factores fueron complejos, pero a la vez fue muy impactante regresar a una ciudad tan cosmopolita como Nueva York y ver los cambios que la pandemia había generado.

A su vez, durante este periodo comenzamos a trabajar un proyecto con la intención de apoyar la visibilización de una enfermedad llamada epidermólisis bullosa más conocida como “piel de mariposa”; nos inspiramos a realizar este proyecto a raíz de que conocimos a Fedra, una niña que justamente padecía de esta condición.

La piel de mariposa es un padecimiento de nacimiento que no se puede detectar antes, le da a un bebé de entre un millón, genera una piel muy sensible y frágil tanto por fuera como por dentro, afecta la alimentación, el desarrollo, no pueden estar en diferentes temperaturas, la cuestión de dormir es un tema… de verdad es una enfermedad muy difícil.

Cuando conocimos a Fedra, nuestro compromiso fue apoyar, aunque fuera un poco, en dar a conocer la enfermedad y evitar la discriminación que los niños sufren porque las miradas de juicio son muy fuertes.

DM: Precisamente lo único que piden los niños con esta condición es no les volteen a ver feo, que sepas son iguales a todos aunque con una piel distinta, entonces justo cuando veíamos ese tema acordamos que queríamos contribuir más a la inclusión, por ello nos dirigimos a hablar con Ingudis, que es justo esta asociación donde están todas las personas con capacidades diferentes.

La experiencia con Ingudis fue muy mágica porque se abrieron por completo al apoyo de la iniciativa, con ello nuestra encomienda con Fedra se cumple y comenzamos ahora a apoyar también a otras personas que están sufriendo de discriminación.

Epic Nights más allá de ser un evento de moda, hizo que se tocaran fibras del corazón, asistieron más de 400 personas, hubo una vibra increíble, fue un momento demasiado emotivo.

Nos pareció muy importante que Iann Dey nos diera esa oportunidad de llegar a más personas y corazones, cerramos con la idea de que la moda es para todos, no se necesita ser una modelo de 1.80 de talla 0 para llevar uno de nuestros vestidos o de cualquier marca, hicimos tres piezas específicas para modelos con discapacidad, que nos hizo ver que no hay ninguna limitante, podemos diseñar para cualquier persona, sin importar ningún tipo de condición, fue muy gratificante para nosotros ser una marca mexicana, que está en león y que tiene responsabilidad social.

Cada colección se lleva una parte de ti como creador, pero la que elaboramos para este proyecto nos ha llenado internamente de mucho regocijo y nos enseñó muchas cosas acerca de la inclusión.

IG: Por estos momentos ha pasado Iann Dey para formarse como lo que hoy en día conocen, nos encanta nuestro trabajo y de cierta forma seguimos viéndolo como un hobby, porque nunca nos ha parecido difícil de hacer, no obstante hemos atravesado por situaciones muy complicadas y gradualmente ha ido creciendo todo el proyecto.

Como diseñadores, puedo hablar por los dos, nunca pensamos en formar una marca, ni en llegar a París, simplemente la marea nos fue llevando y nuestro trabajo ha hablado solito, sin necesidad de que nosotros lo empujamos.


LR: ¿Qué recomiendan para que las marcas puedan generar lealtad?

IG: Creo que la lealtad en el consumidor se genera basándose en necesidades, en nuestro caso que realizamos un trabajo muy personalizado, para poder hacer un vestido tenemos que hacer preguntas que a muchas personas se les hacen muy detalladas o no encuentran la relación entre ellas y el diseño, pero realmente tiene mucho que ver, porque al final temas como cirugías o lunares, son cosas que necesitamos saber, nos ha pasado que el diseño destaca elementos del cuerpo que no se quieren mostrar, para evitar eso necesitamos conocer a nuestras clientes a detalle.

El lograr la fidelidad está en el escuchar, el tener bien abiertos los oídos para lo que el mercado está pidiendo; escuchar lo que el consumidor te dice, es el camino más fácil de llegar hacia donde quieras.

De nada sirve cerrarnos a diseñar solo para las personas de 1.80 con cintura de 60 cm porque no es real, es mucho más fácil que la gente se acerque, escucharla y adaptarnos a las necesidades específicas que tienen y afectan el cómo viven todos los días. Hemos tenido la oportunidad de trabajar con tantas personas y con casos tan específicos que continuamente estamos en procesos de aprendizaje.

Diseñar no se trata de solamente sentarse a dibujar, la realidad es que necesitamos mucha información para que los diseños propuestos tengan todo que ver con lo que los clientes están realmente buscando.

Como diseñador otra cosa que considero que hay que tomar en cuenta es que no se trate de lo que a ti te gusta, sino que se trata de encontrar un mercado que pueda ser afín a lo que tú puedes ofrecer y a la vez que al escucharlos les des lo que ellos están buscando.


LR: ¿Qué diferencias ha habido entre cómo los ha recibido el mercado mexicano en comparación con el estadounidense?

DM: La verdad es que el mercado mexicano es muy peculiar en el sentido de que, por lo menos al sector que nosotros atendemos, en verdad les gusta mucho llamar la atención, ser especiales, saber que alguien está haciendo algo específicamente para ellos, que tiene tu sello personal.

Algo que nos gusta mucho recordar a las clientes es que el vestido debe ser una fiel copia de su personalidad, porque yo como diseñador no soy quien se va a poner el vestido, los elementos del diseño deben reflejar a quien lo va a usar, esta perspectiva siendo que empodera a las personas a momento de portar la prenda.

Eso es lo que siento que caracteriza a los mexicanos porque somos más cálidos y amigables, los americanos son más reservados, es más difícil que compartan información. Me parece chistoso porque aunque todos somos humanos, dentro del mundo tenemos diferencias culturales; así que igual cuando vamos a trabajar para las clientes mexicanas, su personalidad más abierta nos permite trabajar más a gusto en comparación con las clientas de un contexto más reservado.


LR: Cuéntenos cómo fue su reciente experiencia en la Fashion Week de París.

IG: La verdad es una experiencia inolvidable para nosotros haber estado en París presentando una colección, de cierta forma se siente como el último escalón y lo que sigue después es una de las grandes preguntas que recibimos ahora.

Llegar a París para nosotros fue una oportunidad que no pudimos dejar pasar, nos escribieron de Global Fashion Collective tras haber visto nuestro trabajo, específicamente la colección que sacamos de Fedra, recibimos la invitación a tres semanas del desfile por lo que no hubo momento de descanso, ya que no podíamos presentar la misma colección que se presenta en Nueva York y México, así que hablamos con todo el equipo para que conocieran lo que estaba pasando, de manera inexplicable tuvieron toda la disposición para hacer lo que estaba en sus manos para que la marca pudiera llegar a París. Vestidos que normalmente toman un mes para ser realizados, se hicieron en tres días.

DM: Se logró tenerlo en esa cantidad de tiempo porque todos los esfuerzos del equipo estaban puestos en el vestido, nunca habíamos trabajado con esa dinámica.

Literalmente el último vestido estuvo listo casi tres horas antes de que saliéramos al vuelo, no dormimos nada, el equipo se la rifó, estuvo con nosotros felices y llenos de energía.

IG: Una parte muy interesante del proceso que nos tocó vivir cuando aceptamos ir a París, fue entender que no podíamos estar haciendo todo solos, tanto en la producción como en el recinto de la pasarela nos acompañó un equipo, para nosotros fue increíble contar con su apoyo todo el tiempo, no nos sentimos solos y logramos el objetivo que se venía marcando.

Al lograr ese tipo de cosas te das cuenta de que solo no llegas a ningún lado, siempre hay que hablar de un equipo, a su vez hay que ser conscientes de que entre mejor y más calificado estén los integrantes, mejor podrá un emprendedor hacer su trabajo; personalmente te terminas encargando de lo que es tu especialidad, mientras más crece el negocio son menos las cosas que físicamente realizas, pero son más las cosas de las que eres responsable de que sucedan porque hay que tener una visualización mucho más grande de lo que está pasando.

DM: Luego de la pasarela ver la reacción del público y las interacciones que se dieron fue muy emotivo, porque nos hizo ver que estaba bien seguir por este camino, sin quitar el dedo del renglón; nos llenó mucho demostrar lo que México y Guanajuato es capaz de hacer.

Me parece importante recalcar de donde somos para demostrar que desde nuestro Estado se está haciendo mucha moda, por parte del gobierno ha habido mucho apoyo al sector, lo cual se debe reconocer, también hay plataformas locales donde se pueden presentar, las experiencias que les contamos de una plataforma profesional del extranjero es algo que también se puede vivir aquí.

No es algo que nos haya pasado a nosotros solo como golpe de suerte, sino que ya les platicamos que hemos trabajado bastante en esto, si alguien quiere ir por este camino les decimos que es posible porque hay una tendencia de apoyo al diseño mexicano.

A nosotros nos preguntan por qué no vamos a la Ciudad de México y la respuesta es porque tenemos una proveeduría local en León, hay de todo para hacer: ropa, marroquinería, accesorios, etc. Eso también es muy valioso de rescatar porque no es únicamente como una marca llega a otro lugar, sino el desarrollo que vas teniendo local te va potenciando a un nivel como es París.


LR: ¿Qué es lo que sigue para Iann Dey?

IG: Algo que hasta el momento nos ha funcionado es dejarnos llevar, porque cuando terminamos 2019 y planeamos 2020 vimos que planear no servía de nada, de alguna forma lo que sí podemos decir es que el seguir haciendo nuestro trabajo bien de forma constante y querer hacerlo mejor, es lo único que nos ha mantenido aquí y nos ha hecho llegar a donde estamos.

Lo que sigue para Iann Dey es seguirle poniendo toda la pasión y el empeño para que esto siga creciendo a donde tenga que llegar, para nosotros si esto fuera un edificio estamos construyendo el lobby todavía; no sabemos si tendrá 50 habitaciones o 2 mil, no sabemos si serán dos pisos o un rascacielos, aún lo desconocemos, lo que sí sabemos es que el lobby es tan fuerte que puede soportar cuantos pisos se vayan a poner, lo que queremos hacer es que paso a paso cada escalón que vayamos construyendo sea firme y tenga lo que nosotros queremos que tenga.

En alguna ocasión nos comentaron que parecía como que nosotros nunca habíamos topado con pared, cuando la realidad es que nuestra vida es contra la espada y la pared todo el tiempo. Si realmente quieres que una empresa, un proyecto o un emprendimiento funcione, tienes que sentir que estás todo el tiempo, así porque si te mueves algo pasa, tienes que ir tan adelante que te topes con la pared todo el tiempo para saber que por ahí no es, sin la opción de ir hacia atrás, hay que estar todo el tiempo trabajando y pensando hacia donde quieres ir para que realmente puedas avanzar.

Todo lo que hemos desarrollado hasta ahora nos ha dejado en claro que del error o los desaciertos es donde más aprendes, mientras más nos pasan más aprendemos, vivimos del error todo el tiempo, ese es nuestro trabajo estar en constante prueba y error, aprender de eso nos ha ayudado a que cada vestido que sale sea mejor porque ya aprendimos lo que no debemos de hacer, eso la gente no lo ve, pero lo vivimos todo el día, todo el tiempo porque es la única forma en la que podemos darnos cuenta de cómo hacer mejor las cosas: si no te equivocas, no sabes como hacerlo mejor.


LR: ¿Qué errores son los que ustedes quisieran que ningún otro emprendedor cometiera?

DM: Querer acaparar todo solo, como persona o profesionista pensamos que nadie va a hacer las cosas mejor que uno mismo, como emprendedores, lo más difícil es soltar, porque tu proyecto te ha costado mucho, lo quieres tanto que te preocupa entregarlo a alguien más. No obstante, hoy luego de un corto camino podemos decir que aferrarse a hacer todo es uno de los grandes errores, en el camino te das cuenta de que en verdad hay gente especializada que te puede ayudar.

Así que un consejo para los emprendedores es que confíen en más personas, háganse de un buen equipo; si no estás en esa opción todavía, busca involucrarte con personas que quieran lo mismo que tú. Lo que nosotros hicimos fue bajar de nivel al ego a lo mínimo, enfocarnos en hacer nuestra parte muy bien y que las personas que trabajan con nosotros lo hagan también de esa forma. Si un producto final se ve impactante es porque todas las partes del equipo están involucradas.

IG: Otra cosa que como diseñador o emprendedor no deben hacer es darse por vencidos, permanecer es una carrera de alto impacto, todo el tiempo hay momentos de sufrimiento, lágrimas, gritos, lloriqueos, de todo; pero el querer estar ahí y querer que salga mejor es realmente el camino que debes seguir.

Para nosotros hubiera sido muy fácil cerrar en 2020 por la pandemia o permanecer en nuestros antiguos trabajos en un horario de 9 a 6; cuando decidimos incluirnos en este proyecto nos quedamos sin vacaciones, ni amigos, sin tiempo, habrá emprendedores a los que no les pasará así, pero en lo personal es lo que nos ha sucedido; el querer estar un domingo trabajando a las 10 de la noche es lo que en nuestro caso ha hecho la diferencia.

Muchos nos preguntan cómo hemos logrado esto, porque pareciera que fue ayer cuando Iann Dey inició y hoy ya estamos en París, pero la realidad es que no, desde que empezamos hasta el día de hoy, son 10 años.

Mi consejo para los que están aprendiendo ahora es un “no te desesperes”; Roma no se hizo en un día, no llegas a entender a tu cliente en tres segundos, hay que caerse y volverse a levantar, equivocarse, volver a hacer hasta que logras acomodarte y realmente empiezas a entender hacia dónde caminar.


LR: ¿Qué impulso le ha dado a la marca elementos digitales como tienda en línea y redes sociales?

DM: Las redes sociales son todo, cuando íbamos comenzando nos preguntaban cómo vendíamos y la respuesta era “en línea”, nos preguntaban en dónde estaba la tienda y la respuesta es que no teníamos una, sino que era un estudio al que las personas acuden para que les atendamos de manera personalizada. Nos dimos cuenta de que la exposición en línea puede hacer que tu producto sea el mejor o no llegue a vender nada.

IG: Además de llegar a muchos más lugares en comparación a si estuviéramos con una tienda física, el tener la exposición digital nos ha ayudado a llegar a todo el país, gran parte de Estados Unidos e incluso a Dubai, París o España.

DM: Es un súper negocio porque al final no te enfocas en a ver quien pasa a ver el espectacular o la tienda, sino se refuerza un lugar físico junto con el e-commerce, página web o redes sociales y se hace una explosión.


LR: ¿Cómo visualizan ustedes el futuro de la industria?

IG: Espero que sea mucho más amigable y organizado, en México somos todavía pocos los diseñadores que estamos ya establecidos dentro del mercado como tal, pero sabemos que hay muchos detrás de nosotros queriendo hacer lo mismo; no hemos logrado como en otras profesiones tener una asociación con una estructura, para estar organizados y establecer el nivel de moda en México.

Con ello generar que el sector crezca y dar confianza a los clientes, para que sepan que somos capaces, como sector moda, de dar la calidad, proyección e imagen que el mercado está buscando.


LR: ¿Cuáles serían sus cinco reglas de oro para que una marca trascienda?

IG:

  • Poner el corazón en lo que se hace.

  • Disciplina y constancia.

  • Cuidar la calidad de cada cosa que se hace para que la gente regrese.

  • La imagen y la cuestión digital es uno de los factores fundamentales para que el consumidor llegue a ti, se acabaron los escaparates físicos, hoy nuestro escaparate máximo son las redes sociales.

DM: Otro para mí sería levantarse temprano y dedicar tiempo a uno mismo para en consecuencia poder dedicar tiempo a todo lo demás.

Un sexto consejo sería: no te faltes al respeto. Si no quieres hacer algo, no lo hagas. Todas tus acciones deben ir con la mayor intención, fidelidad y convicción.

IG: Haz lo que te gusta, porque así no estás trabajando, estás disfrutando todo el tiempo, entre más gozas mejor, así cuando te levantas en lugar de pensar en trabajo piensas en que estás aprovechando tu vida.


LR: Me han tenido con la piel chinita toda la conversación, de verdad nos dieron un gran ejemplo de resiliencia, empatía, perseverancia y desarrollo personal, tienen toda mi admiración de verdad, muchísimas gracias por aceptar a participar el día de hoy y hasta pronto.



Acompáñanos a nuestro siguiente episodio de Fashion Digital Talks por Laura eRRe. Te invitamos a suscribirte a nuestro Spotify y a nuestro canal de Youtube.

No te pierdas nuestro próximo Fashion Digital Talks el Congreso internacional más importante de México en la industria de moda, con temas de comercio electrónico, marketing digital, herramientas tecnológicas y mejores prácticas.




42 visualizaciones0 comentarios
bottom of page