5 hitos para posicionar tu marca a nivel nacional e internacional


El conocer al consumidor nacional y saber en realidad cuales son las diferentes opciones de consumidores que hay en México es un esfuerzo de artesanos como de diseñadores que se aventuran en hacer cosas mexicanistas. Es el planteamiento del ADN de tu marca lo que te hace diferenciar una marca de otra. Una actitud de compromiso, de ganar, de éxitos y de nuevos retos.

(Accede a este contenido en formato de audio en Spotify, Anchor, Google Podcasts , Breaker, Pocket Casts, y RadioPublic o en video a través de Youtube).


Laura eRRe entrevistó a Lydia Lavín en nuestro Brunch Online y esto fue lo que nos platicó:


¿Cómo es que llega a tu vida esto de ser docente, de formar talento?

Empecé muy joven dando clases, primero empecé como adjunta en 1976, en esas fechas seguro que nadie de los que están escuchando ya iba a la universidad, empecé muy joven porque siempre he sido muy inquieta, tuve una materia que se llamaba diseño textil tradicional mexicano con la antropóloga Marta Turok que fue un parte aguas en mi vida, porque fue una materia muy diferente a lo que yo esperaba en la carrera diseño gráfico, estaba yo estudiando el subsistema en diseño textil que yo mismo había ayudado a fundar desde estudiante, y bueno pues la verdad es que nos llevó a los pueblos indígenas me llamó muchísimo la atención encontrar este otro México paralelo que yo realmente no conocía.

Entonces eventualmente a los 2 años empecé a hacer su adjunta y después al año que siguió me quedé como titular de la materia, porque ella se fue a estudiar una maestría, y bueno pues en esa materia le impartía durante 16 años así que ese fue el comienzo de mi carrera como docente y realmente me fascina hasta la fecha.

¿Cómo es que tú ves la oportunidad de diseñar una nueva carrera, la licenciatura diseño textil de indumentaria y moda? ¿Cuál fue como eso que encontraste tú como oportunidad y además que sigue vigente y que tanto necesitan los creativos, los creadores?

Fíjate que el tema empezó desde que yo era estudiante en realidad yo lo que quería estudiar era diseño textil, porque mi papá tenía una fábrica de indumentaria de ropa de dama que era hecha en tejido de punto, y yo a los 16 años empecé a trabajar como diseñador adjunta en la fábrica de mi papá porque desde siempre me encantó dibujar y estar en la moda, y este pues bueno yo lo que quería estudiar era o moda o textiles y sin embargo, pues aquí en la ciudad de México y en el país en general solamente había academias de moda y pues mi papá quería que yo estudiara algo en la universidad así que entré a la ibero que estaba ofreciendo la carrera de diseño gráfico.

Era muy joven, también esa carrera tenía unos 5 años de haberse abierto y bueno pues eventualmente hubo la oportunidad de que se iban a ofrecer subsistemas que eran como pequeñas especialidades dentro de las carreras de diseño industrial y de diseño gráfico y al ser tan inquieta, yo ya estaba en el comité estudiantil, participaba muy activamente con los profesores y se me ocurrió proponer junto con otra maestra que acababa de regresar de Inglaterra estudiar una especialidad en diseño de tejido en Lester Inglaterra.

Platiqué con ella y entre las dos se nos ocurrió abrir, bueno hacer una oferta de una propuesta sobre un subsistema en diseño textil, esto yo estaba en cuarto semestre y tuve la oportunidad de no sólo acercar a mucha personalidades de la cámara de la industria textil y del vestido porque mi papá había sido presidente de la cámara textil en alguna ocasión, entonces conocía ya a mucha gente. Mi papá me ayudó con los nombres, los datos y empezamos a contactarlos y se hizo rápidamente, se autorizó el subsistema justo en el momento del Gatt donde México estaba sufriendo en la entrada de telas y textiles internacionales y los de insumos.

México hasta entonces, había sido un país cerrado en donde todo lo que se producía tenían que ser producido en México, pues está fue una gran oportunidad sin duda para la moda en México, pero por el otro lado los industriales estaban digamos como muy preocupados porque pues obviamente van a llegar muchísimas novedades y aquí ellos serán mucho más conservadores. Esto los animó a las mismas industriales a apoyar al subsistema y eventualmente apoyar a la carrera, tuvo tanto éxito el subsistema que tantos apoyos de tantas industrias y empresas textiles y de la moda que eventualmente al año se empezó a presentar el programa de estudios para la licenciatura en diseño textil y éste se abrió, y al final los industriales decidieron que sus hijos o gente que trabajaba en sus empresas estudiarán la carrera.

Bueno, así fue un poco la historia, pero también ese momento de oportunidad de esa disyuntiva que existe que tú puedes ser consciente y que puedes estar alerta y decir esto me interesa y bueno tengo la oportunidad de estar en la universidad, tengo la oportunidad de que tengo relaciones en las cámaras y al final le haces un trabajo enorme, pero con muchísima ilusión de que se abriera, así que me seguí dando clases después inmediatamente en la en la licenciatura.

¿Cómo es que nace esta siguiente idea de lanzar tu propia marca?

Fíjate que tuve una vida paralela a partir de que entré a la docencia y de que conocía el mundo indígena por un lado seguir trabajando con mi papá, pero por otro lado en la academia y en toda la parte de investigación me invitaron a participar en el instituto nacional indigenista y esto obedecía que también México estaba pasando por una transformación en el mundo indígena que era el ponerles a los estudiantes de primaria y secundaria el uniforme obligatorio, y esto rompía con las tradiciones y los usos y costumbres de muchísimas comunidades, si bien, era algo práctico para las familias pues por el otro lado los niños probaban lo que era vestirse de una manera digamos como más uniforme con el país como salirse de la comunidad indígena por decirlo, y no salirse físicamente sino simplemente pertenecer a través de la indumentaria, pero también tuvo muchísimas consecuencias con la pérdida de técnicas y de trajes indígenas que las madres se elaboraban para sus hijos para el día con día.

Entonces el instituto indigenista consciente de esta situación me contrata junto con otros especialistas a recorrer las comunidades indígenas y hacer un levantamiento de las técnicas antiguas y una invitación a hacer concursos para que la gente siguiera participando y siguiera produciendo los textiles para el uso en fiestas y en ceremonias, las madres todavía siguieran vistiendo sus prendas y en fin. Entonces esta parte de investigación me lleva también a la parte de adentrarme mucho más en las comunidades y eventualmente yo sabía que yo quería regresar ya no como investigadora sino con una propuesta de colaboración de diseño entre las comunidades y yo, el poder hacer mi marca pues significó ese momento histórico para mí en donde tomó la decisión de ser emprendedora ya con mi propia marca realmente pues en el 2005 ya con muchos años ya con mis hijos crecidos ya esté con muchos logros académicos pero con la seguridad de que también podía aportar.

Había tenido y tengo todavía una empresa que se llama asesor textile, hice un trabajo muy muy fuerte también en apoyar a las industrias mexicanas a poder hacer sus centros de diseño en establecer sus centros de diseño entre ellos está Julio, Ferrioni, y Scappino marcas propias del Liverpool marcas propias de Palacio de Hierro, entonces cómo ese trabajo que hice asesorando y viendo tanto éxito en que las empresas pudieran tener ya diseñadores en casa y marcas propias, bueno, pues me llevo a sentirme segura para ya poder dar el paso del emprendimiento personal hacia mi marca y combinar la tradición textil mexicana así que regresé a las comunidades indígenas y también pues empecé con este trabajo que realmente se sumaron muchísimas de las mujeres que me conocían y muy entusiasmadas a empezar a diseñar con conmigo y a trabajar en mi pequeña empresa con muy buenos resultados.

¿Cómo es que tú lo has logrado, que es lo ves que le ha funcionado a las marcas y que tú ahora réplicas o buscabas replicar en ese entonces?

Fíjate que yo me había ido a estudiar unos cursos de mercadotecnia de fashion marketing en Nueva York y la verdad que allí fue también otra ventana que se abrió de conocimiento para mí y de alerta otra vez, otro momento de oportunidad de decir esto que estoy aprendiendo le hace falta a muchas empresas en México y tomo la decisión de renunciar a medio tiempo de la universidad de estar como académica para poder estar medio tiempo para formar mi empresa, que te digo que se llama asesor text que todavía damos seguimiento a varias de estas marcas, nos invitan para ver los muestrarios y para dar asesorías específicas en el cambio de usuario de consumidor y pues yo fascinada aplique todos estos conocimientos empecé a tocar puertas y como tú, no a este, a relacionarme con las empresas a mandar propuestas a hacer planes piloto hasta que bueno el primer gran proyecto que me cayó fue hacer las marcas colaborar en hacer las marcas propias del Liverpool.

Habían traído un pool de gente de Colombia y de Florida esto para hacer las marcas that's it por ejemplo me acuerdo muy bien de ese ejemplo, sin embargo, la gran aportación que yo creo que nosotros como asesor text tuvimos, era el conocer al consumidor nacional saber en realidad cuáles eran las diferentes opciones de consumidores que había en México, no estilo gringo, no estilo colombiano, sino un mexicano abierto a propuestas de diseño. Creo que trabajamos muchísimo llevándolo con Alejandro Faes que también es un señorón de la industria del textil en México, él había traído un aparato de Electra que podía sacar las medidas y las medias para México de medidas de ropa.

Entonces bueno todo eso fue un momento muy favorable en donde el equipo que yo formé que también era de gente muy especializada pues se fue haciendo de ir haciendo estos proyectos. ¿Qué es lo que me sirve a mí para mi empresa? Esté planteamiento del ADN de tu marca de saber diferenciar una marca de otra porque imagínate hicimos ocho marcas de panel del Liverpool, dos marcas de palacio de hierro, entonces tenían que ser completamente diferentes, pero sí para usuarios y para consumidores que sí asistieron a estas dos tiendas departamentales y además fueron desfasados porque no podía estar atendiendo a Liverpool y al mismo tiempo en palacio de hierro.

Entonces bueno, pues todo eso fue algo que aportó muchísimo para mi propio ADN en la marca de Lydia Lavín, esta es otra aventura, porque también el aventurarte en hacer cosas mexicanistas hace 17 años no era una cosa tan popular como ahorita lo está haciendo, entonces tuvo también sus momentos de sorpresa de que mucha gente dijera Lydia, pero como si está haciendo estas otras marcas que son tan bonitas porque a veces está que pues solamente se puede usar el 15 de septiembre. Pues yo sabía que había mucha gente como yo, ex hippie de los 70’s y 80’s, nos encanta vernos a las comunidades que ya sabes con el huipil y los jeans y pues no se la mochila al hombro y hacer diferentes trabajos con las propuestas indígenas, sobre todo mucho de investigación y de dar a conocer lo que era ese México profundo.

Entonces yo sabía que había por lo menos gente como yo que sí le iba a encantar esta opción de poderse vestir con técnicas mexicanas con una combinación de esfuerzos tanto de artesanía como de diseño y empecé a tener si clientas más de mi edad y eventualmente me llegaron los millennials que son gente que ama profundamente a México que prefiere mil veces hacer un servicio social en una comunidad indígena que irse a cualquier lado del mundo, que si tiene este interés de mejor tomar mezcal y cerveza mexicana y consumirlo lo nacional, y justo los millennials ubicaban a mis hijos y mi hija bueno pues también empieza a empatarse a estudiar primero diseño textil en la ibero y después a irse a estudiar a Nueva York también a París, y regresa con la propuesta de trabajar conmigo no nada más aquellos vestidos que yo proponía como más si de noche de fiesta prendas especiales de ocasión más de salir y ella trae la propuesta entonces de hacer ropa por tallas que es el prêt à porter, el listo para usarse, y pues empezamos a trabajar juntos así que si es una carrera llena de retos siempre, pero pues muy felices de haberlos tomado.

¿Cómo describiría en una frase tu ADN de marca?

Pues yo pongo que es moda mexicana contemporánea, y es un poco que tiene que ver con ofrecer una propuesta de algo muy ponible que puedes usar día con día pero que va a estar estrechamente ligado con tu estilo de vida, vas a hacer una persona que te gusta lo mexicano, que te gusta promover lo hecho en México, apoyar a las tradiciones textiles, que te gusta consumir productos naturales, el no contaminar, y apegarse más a este estilo de vida que si tienen nuestras comunidades.

Nos han dado un ejemplo extraordinario con la pandemia de cerrar sus localidades completamente, autoabastecerse, ayudarse entre ellos, y protegerse entre ellos. La verdad es que no les dio prácticamente el coronavirus, entre más digamos más de autoconocimiento tienen estas comunidades del valor que tienen ellas mismas pues pueden subsistir sin todo lo que nosotros estamos acostumbrados a tener para subsistir, entonces eso es como yo lo definiría y por eso le consumidora tiene este ADN que la marca ofrece, hay una empatía con lo étnico con lo hecho por las manos con el valor del tiempo con el valor de las tradiciones, con elementos naturales, y tintes naturales.

Todo esto es realmente lo que implica el ADN y que yo soy una verdadera convencida de ese estilo de vida, existe y además no hay una edad, sí creo que si se tocan varias generaciones entonces pues eso es maravilloso porque es una marca que puede funcionar bien.

Decides ponerle tu nombre a la marca ¿Eso te ha traído ventajas o desventajas, que le recomendarías a alguien que quiera ponerle su nombre?

Mira, yo creo que la verdad como del tema ego sí ha estado padre el que tenga mi nombre o sea como que de alguna manera piensa es que hay un legado y que ahí la gente te reconoce y demás; Por otro lado, sí creo que es un poco difícil y les ha pasado a diseñadores internacionales por ejemplo tommy hilfiger que cuando a le compran la marca en realidad se queda sin su nombre, entonces tiene que registrarse con un nuevo nombre como persona y si lo contratan para hacer el creativo en jefe de la marca con un sueldo, pero bueno pues él en realidad empieza a llamarse de otra manera aunque todo mundo le sigue diciendo tommy y demás pero si tiene esta situación de, que tanto puede deslindarse de la marca si en algún momento la quieres vender, y qué tanto también la gente convierte a ser algo difuso entre lo que quiere es vivir en vida privada y lo que es el nombre en la vida comercial.

Entonces yo sé que si hay muchos diseñadores el sueño de su vida es ponerle como su nombre, y creo que tal vez yo sí lo haría como un primer momento de la marca, pero poco a poco iría creando sus marcas que pudieran establecer también una oportunidad comercial de que ese si las puedas vender y que puedas a lo mejor seguir con algo muy exclusivo con tu propio nombre.

Ahí intervienen pues también cosas legales los derechos que tú tienes que ceder, cómo registrarlo, muchas cosas que eventualmente si tienen valor la marca pues se convierte en algo que es parte de tu persona y que al final si tienes que poner las cláusulas determinadas, entonces hay que pensarlo bien.

Yo diría que siempre tengan esta oportunidad de hacer otra marca con tu mismo ADN y que se vaya desprendiendo de la primera para que otras submarcas para que esas las puedas comercializar más fácilmente.

Han hecho varias estrategias en temas de sostenibilidad, además de la parte social que ya nos platicaste del trabajo con artesanos, ¿Qué nos puedes compartir?

Desde que empezó la marca se trabaja con textiles orgánicos que todavía no entraban en esta moda en esta situación de urgencia, pero sí obviamente los artesanos trabajan con el algodón que ellos siembran muchas veces, que ellos tiñen y que los procesos son digamos completamente naturales. Entonces eso sí ha sido algo que hemos querido dar a conocer y reforzar, y por ahí está también el tema de escribir los libros, de hacer conferencias, clases, existen talleres, y demás para dar a conocer el cómo son estos procesos limpios que existen en el mundo artesanal.

Por el otro lado, actualmente estamos haciendo en dos tipos de producciones de una producción de prendas inéditas que son de todos los desperdicios y de todos los textiles que yo he ido guardando a lo largo de la marca o de la carrera o del coleccionismo personal y que son prendas realmente únicas si, entonces sacamos ya la tercera edición y son prendas que la gente realmente compra inmediatamente.

Las ponemos en línea y a la hora de saber que es la única que va a ver, la verdad se va inmediatamente y si tienen esta parte de la ficha técnica de la documentación de que están comprando en realidad y que la historia tiene este textil y el storytelling que también es ahora muy importante quien lo hace, cuál es la manera como trabajamos con los artesanos, quienes intervinieron y las técnicas que muchas veces son técnicas muy antiguas.

Eso es una de las medidas que ha funcionado muy bien y la otra es el upside clean que estamos empezando a hacer en talleres de dos clientes o de tres clientas a las que las invitamos a traer sus prendas Lydia Lavín y ellas mismas participar en el rediseño de esas prendas no entonces si compraste un vestido de noche lo puedes convertir en un saco y entonces es descoser y desarmar la prenda y empezar a ver como nosotros los diseñadores les ofrecemos propuestas y ellas intervienen en el proceso de cómo se vuelve a unir la prenda y demás.

También cuando van y se conocen intercambian prendas de nosotros y es oye mira que este no lo quiero deshacer, pero ya no me lo pongo porque ya me lo vieron varias veces o por qué tal entonces otra de las clientas te dice le dice oye, pero pues yo te lo quisiera tener pues porque no intercambiamos sentido esta dinámica perfecta, entonces se arma una sinergia de conciencia, sobre todo y eso es la tercera medida que estamos utilizando hasta el más mínimo pedacito de tela de todos los avíos que tenemos reutilizando, y no hay desperdicio.

Entonces creo que son medidas interesantes que a la gente le está haciendo conexión con toda la preocupación que nos ha dejado la pandemia, el cuidado de la naturaleza, el medio ambiente, el planeta.

¿Cómo es que ha sido para ti trabajar como co-diseñadora junto con tu hija Monserrat Messeguer?

La verdad ha sido una gran oportunidad para las dos, porque sin duda ambas aprendemos una de la otra, se ha podido combinar a lo mejor digamos esta parte de conocimientos y de experiencias que yo aporto a la marca, pero con la frescura que trae una persona joven y con toda esta manera de entender el mundo digital y las nuevas necesidades de los usuarios.

Ha sido un reto, las discusiones a veces son muy sabrosas, pero bueno yo creo que la verdad es una mezcla de generaciones muy interesante la del Millennial con el baby boomer, entonces creo que, si somos las dos un poco Forever, pero sí aterrizadas y monse Business Minded yo soy a lo mejor una gente como más conectada con las personas con el hacer, con la filosofía de la marca, pero ella sí con los números y con los espacios comerciales y las oportunidades. Que te digo, aparte como mamá muy orgullosa, que también ya lanzó su marca y que está al frente de fashion group entonces bueno ya le digo que ella es la jefa.

¿Cuáles crees que son los principales retos y oportunidades para aquellos talentos emergentes?

Yo creo que sí requiere que estés empezando muy seguro de lo que quieres hacer, no es un camino fácil emprender, pero al final sí creo que es una opción importantísima como profesionista y que además como lo está requiriendo ahorita en la nueva realidad, el trabajar en solitario al trabajar, también desde tu taller, desde tu casa, el que puedas hacer enlaces con otras personas y la colaboración, sabiendo que tú no vas a poder cubrir todos los aspectos de la marca.

Antes era en las carreras de diseño especialmente de moda que se ofrecían, se les hacía creer que ellos podían hacer todos y que iban preparadísimos, y la verdad es que no, no es posible tú tienes a fuerzas que contratar a un contador, una persona que te lleve las finanzas y te aconseje cómo hacer las cosas, tienes que tener esta visión de la multidisciplinar que puede ser la necesidad de contratar un abogado para que te hagan los convenios y para que todo esté como debe de ser, pero también si trabajar con industrias que te puedan ayudar a darte la asesoría necesaria en los textiles es estar abierto a siempre estar preparado, sí creo que un emprendedor es alguien que está trabajando con la innovación, y la innovación es una palabra que se pierde en dos minutos, el tú innovar ya viene algo nuevo que tienes que hacer y ya viene otra vez algo nuevo y te tienes que estar reinventando yo creo que si es son elementos que se tienen que tomar muy en cuenta si realmente quieres ser emprendedor.

El que te fascine estar constantemente reinventándose, viendo estar muy alerta de las oportunidades de lo que puedes hacer y sobre todo de no verlo como es demasiado para mí si no es quiero más estar siempre en estas en esta actitud estoy feliz estoy fascinada me despierto y ya empiezo a pensar en cosas para mi marca y tocó puertas estoy está ilusionadísima y sé que ya conocía a alguien con la con la que puedo hacer cosas este eso es lo importante, no todo lo demás tiene que ver con tu ADN y tú, puedes hacer cualquier cosa, emprender en cualquier cosa, siempre y cuando esté relacionado contigo mismo, es una extensión de ti, si tú vas a hacer un negocio tienes que pensar si tú lo consumir y si tú serías el primer usuario, si tú serías la descripción del target y la gente como tú encontrar a tu tribu a la gente que en realidad va a ser parte de esta tribu comercial y te va a seguir y debe entender y tú la vas a entender y vamos a poder hacer algo junt