3 cosas que no sabías de Lucy Lara

Un punto de quiebre en la carrera de Lucy Lara la llevó a escribir su primer libro, ya que su pasión por la moda y su talento como escritora la llevaron por ese camino.


(Accede a este contenido en formato de audio en Spotify, Anchor, Google Podcasts, Breaker, Pocket Casts, y RadioPublic o en video a través de Youtube.)


Laura eRRe entrevistó a Lucy Lara en nuestro Brunch Online y esto fue lo que nos platicó:


Cuéntanos 3 cosas que no sepamos de ti

Probablemente no sepan que yo quise ser actriz y ese fue según yo mi llamado cuando empecé a pensar en que quería ser, dije que iba a ser actriz y estuve preparándome para un examen que hacían en la UNAM para entrar a la escuela de teatro en la UNAM y ¿que crees?, entre a la entrevista con la persona que daba el sí o el no para el propedéutico y poquito después de 10-15 minutos me dijo “bueno ok desvístete“ como no me quise desvestir me reprobó y ya no pude entrar.


Pero de todos modos seguí, insiste fíjate, insistí y me di el lujo de tomar un par de años clases de actuación en la escuela Silvia Derbez y al final hoy pienso que de algo debió de haber servido, espero, pero definitivamente pienso que no tenía la madera de actriz y que bueno que algo me llamó a otro camino.


Esa es una, la otra es que mi sueño ha sido siempre ser escritora pero de no ficción, más bien de ficción, ser escritora de ficción, quiero decir, tengo unos cuentos y me encantaría escribir ese tipo de cosas, me especialice en mi carrera de comunicologa como guionista y me llama muchísimo la atención hacer ese tipo de cosas como escribir o novelas o cuentos o guiones más en un estilo, más que series como un estilo cinematográfico, me llama mucho la atención y cómo tengo muchos años por delante seguramente verán que algo haré, implementare querida Laura.


Qué otra cosa no saben de mi, probablemente que no soy nada buena en las cuestiones de casa, que soy terriblemente, soy muy hogareña y me gusta comer bien, me gusta tener una casa linda pero no nada, cero cero las cuestiones de casa, ni lavar, ni planchar, ni coser, ni cocinar, nada, cero.


Pero me gusta la jardinería, ahora en esta pandemia me puse a hacer cosas con jardinería, me relaja mucho y de verdad que me hace muy feliz.


¿Qué es lo que más te ha gustado de tu vida laboral, de tu trabajo, qué es lo que más disfrutas?

Fíjate que yo siempre te hubiera dicho que lo que más disfruto es escribir porque es verdaderamente, creo que tiene varios elementos que me gustan, la primera es que es mi soft spot, soy de alguna manera de esas personas que siempre han escrito, que me gusta, que tengo algo de talento en el tema pero también tengo que decirte que me ha ido muy bien en eso, entonces ha sido como la conjunción de que tengo de alguna manera ahí un punto importante a desarrollar en un futuro pero que e venido trabajando desde hace mucho tiempo y la otra cosa que tiene para mi bueno Lau es que yo soy una persona introvertida de naturaleza, claro me he ejercitado para poder parecer una extrovertida, o para desenvolverse correctamente en público pero en el fondo estar escribiendo es un oficio muy solitario y a mi me viene bien.


¿Cuales son los retos que has vivido que nos puedas compartir?

Ha habido muchos retos en la carrera, creo que se han agilizado las etapas de retos en este momento donde las revistas donde yo básicamente hice 28 años de carrera sean venido a menos pero muchos retos Lau, desde tuve un problema de acoso sexual algún momento dado en mi carrera, hasta tener que irme por ejemplo fui la directora de la revista Elle en Mexico y en ese momento estaba iniciando una relación y cuando decidí casarnos y formalizar el hombre con el que yo pensaba pasar el resto de mi vida, había dicho que él estaba tramitando su Green card, que después volveríamos a Mexico, entonces yo me fui a vivir unos años a Estados Unidos y terminaron siendo 8 años y la Green card le llegó pero nunca regresamos, sabes, entonces mi trabajo de haber hecho ya lo suficiente para tener una oportunidad para llegar a ser la Directora de la revista Elle en un momento dado dar un paso para atrás y tuve que contratarme como editora de moda y belleza en People en español, que es muy digno y fue maravilloso y fue de verdad para mi carrera esencial haber trabajado en People en Español que en ese momento era Time Inc. La gran empresa de periodismo estadounidense que tiene Time, Life, tienen Instyle y tiene por supuesto People Weekly y People en Español.


Entonces por supuesto que fue un paso para mi carrera pero yo no sabía, yo lo veía como un paso para atrás y eso no fue fácil, no fue fácil, no fue fácil regresar a México después de haberme divorciado de ese matrimonio que les cuento y volver a empezar de cero y volverme ubicar y tener que entrevistarme una y otra vez, sabes cómo si yo no tuviera carrera.


He tenido de alguna manera un ir y venir que no ha sido fácil pero creo que todo ha sido en beneficio de no solamente construir una carrera muy sólida y reinventarme cada vez porque ha sido para mi un ejemplo de fortaleza y resiliencia.



¿Cuál fue ese momento que a ti te catapulta como un líder de opinión en el sector moda?

Yo no sé si yo tendría un momento pero si tuviera que escoger seguramente un momento en la carrera que hizo una diferencia fue cuando yo regrese de Estados Unidos y me convertí en la Directora editorial de esta revista que se llamaba Infashion, Infashion fue para mi y para la industria creo que una revista que fue importante y te voy a contar porque, porque probablemente ni te acuerdas de Infashion pero cuando yo llegue de Estados Unidos de ese viaje, matrimonio que te conté que duró 8 años, regrese básicamente a Televisa que fue muy generosa en recibirme de regreso por que ahí mismo había trabajado siendo la Directora de Elle y después de Harper’s Bazaar unos años después, bueno el punto es que yo regreso en 2006 y ellos tenían un proyecto de sacar la revista de Infashion que originalmente se había lanzado en Colombia y yo había curiosamente me había entrevistado y me habían contratado para ser Infashion de México a larga distancia desde Nueva York y todo sonaba bien pero yo estaba en medio de un divorcio bastante complicado y ellos de alguna manera habían decidido vender la empresa a Televisa, entonces Televisa de alguna manera ya tenía el objetivo de lanzar esa revista y yo les llamé y les dije que estaba interesada, que yo quería regresar a México y que yo estaba interesada en dirigirla puesto que yo ya había hecho incluso un número, el número cero.


Bueno, el punto es que si y esto fue una gran oportunidad en mi vida porque por primera vez y supongo que la última alguien me dijo: esta revista por favor tu organízala y haz prácticamente y plantearnos cuál es el proyecto, entonces de cero se creó ese proyecto, tuve un equipo maravilloso muy talentoso y salió una revista con un corazón mexicano y con aire internacional, quiere decir que realmente estábamos con la consigna de apoyar al mercado y a la industria nacional y hablábamos de cuáles eran las tintorerías más efectivas para lavar tu ropa de buena calidad hasta quienes eran los Piers de moda o quiénes eran básicamente los influencers de esa época que no existían tal cual como ahora pero quienes eran las personas que representaban la moda y tal.


Yo creo que ahí traía dos cosas importantes, una que traía mucha seguridad de haber traído ocho años en Nueva York y haber trabajado ahí donde verdaderamente quien resiste, persiste, verdad y la otra crear un producto que tenía un impacto muy importante en la losa mexicana que lo necesitaba y que además el apoyo de Televisa fue espectacular por que fue una revista de gran papel con tres portadas, con un buen presupuesto, hicimos cuatro años y medio de esa revista y la verdad creo que fue un parteaguas, hay gente que todavía la colecciona y no lo digo por qué yo había sido la Directora de esa revista si no porque la verdad fue una revista de culto que todavía la gente recuerda porque inspiró y apoyó mucho a las personas que la vivieron en esa época.


Fue muy gratificante para todos que un producto nacional estaba haciéndole la competencia a los internacionales en cuestión de que tú estabas compitiendo por las historias y por la audiencia y por los anunciantes y creo que hicimos una buena lucha y mucha gente te digo todavía me habla y me dice que tiene toda la colección o que está comprando los que le faltaban y hay gente que me recuerda por ello, por supuesto después estuve a cargo de otras revistas, pero para mi esta fue muy importante.


Creo yo que ahí es que adquirí un peso diferente en cuestión de moda y moda nacional, y ahí creo que ir tome este compromiso por apoyarlas porque para mi si que es un compromiso que he cumplido cabalmente el apoyar la industria nacional, a los pequeños diseñadores y en mi trinchera, a veces lo hice como Directora Editorial, a veces lo hice como conferencias, a veces como escritora y tú más que nadie sabe qué lo e hecho como maestra, como mentora, en fin no tengo realmente, no escatimo nada cuando se trata de apoyar a mi país porque siento que no hemos crecido como deberíamos y que si yo puedo dar un granito de arena pues está totalmente para ser usado por todos ustedes.


¿Cuál es tu perspectiva global entre las marcas de moda nacional, la industria de la moda nacional y la industria de la moda internacional?

Yo he hablado allá de esto y te voy a decir para mi la conclusión sigue siendo la misma veintiocho años después sigo diciendo nos afecta mucho estar debajo de Estados Unidos y quiero decir geográficamente pero también en una cuestión de nos llega toda la ropa norteamericana, nos llegan las marcas norteamericanas y se le a dado tal énfasis cuando comparo porque no puedo evitar comparar lo que ha sucedido con nuestra industria nacional y la de Colombia que admiro y que aplaudo, siempre pienso Colombia está suficientemente alejado y cuando se cerraron las fronteras, que ha pasado en México alguna vez, se cerraron de una manera que verdad los aislaron y ellos se tuvieron que rascar con sus propias uñas y entonces empezaron a producir insumos desde los botones, los zippers, las telas hasta generar escuelas y hacer sus diseñadores y nosotros nos hemos tardado en todo esto porque te queda tan fácil irte a Estados Unidos, yo misma me fui a estudiar diseño de moda a Estados Unidos y les estoy hablando que cuando yo quise estudiar diseño de moda no había una sola escuela para estudiar, yo me tuve que ir a Estados Unidos porque no la había.


Hoy hay escuelas de moda por todos lados, hoy hay una industria, hay nombres conocidos, hay gente que produce cosas deseables pero hay poca promoción y tengo que reconocer que todavía hoy contamos con una sospecha de poca calidad, de poca variedad, poca distribución, cuando tú dices quiero comprar algo de moda femenina de carácter nacional, ¿a donde irías?, ¿tendrías claro a donde ir si no vives en la Condesa?, ¿sabrás donde ir si no pasas por Polanco?, ósea, y mencióname un par de buenos diseñadores que trabajan en yo que se Mazatlán, es difícil, por ejemplo si yo te digo estoy muy familiarizada con Yucatán ¿cuáles son tus diseñadores favoritos en Yucatán? quizá tú no conozcas a nadie y yo conozco algunos pero que es raro que no los hagamos más famosos y tal.


Y lo cierto es que Colombia a tenido un gran apoyo gubernamental, ha habido una inversión del gobierno pero también se ha generado una demanda y una oferta y nosotros siempre tenemos oferta sin demanda y la demanda no se puede lograr hasta que nosotros realmente tengamos un círculo virtuoso donde halla las revistas o los influencers o lo que tú quieras ahora creer que realmente lleven la bandera de lo nacional y nosotros como consumidores le demos una oportunidad a lo nacional.



¿Cómo fue para ti trabajar con estas grandes editoriales?

Para mi fue súper enriquecedor, yo tengo que decir que soy una apasionada de mi carrera y así como te digo que no tenía idea que esa era la carrera que yo hubiera deseado si tú me has preguntado ¿tú imaginaste ser la Directora Editorial de estas revistas? Sin duda no, ósea no nunca imagine y siempre leí revistas, mi mamá era una gran lectora de revistas pero nunca me pasó por acá, me hice diseñadora de modas, trabajé como diseñadora de modas y jamás imagine dar un brinco a lo editorial, por que, no lo sé.


Pero una vez que pise el ámbito editorial yo sabía que ese era mi ámbito, deje de diseñar y deje el sueño de ser guionista y todo lo deje atrás para ser lo que realmente estaba yo llamada para hacer.


Ahora, trabaje si hablamos de México en la industria, trabaje en Editorial Notmusa, trabaje en Televisa y trabaje en Condé Nast, pero internamente trabajé para Hers, para Condé Nast y para Time Inc. Entonces qué puedo decir muchísimo aprendizajes de todo tipo buenos, regulares, no tan buenos, pero lo que te puedo decir es que todas trajeron para mi una experiencia increíble, todos me dieron una oportunidad por lo cual agradezco.


Y en todos hubo en un momento dado retos importantes para mi desde, por ejemplo, ser una mexicana en Estados Unidos que le costaba trabajo verse como la latina en Estados Unidos, porque yo me sentía mexicana pero yo este paraguas de latino era tan extenso, tan particular y habiendo crecido en México no compartía ni la estética, ni el idioma de estas latinas en Estados Unidos hasta trabajar con cero pesos y cero centavos en una revista de moda que se supone que hablaba de lujo, es muy complejo.


Así como te digo todos han sido retos y todos han sido aprendizajes, creo que los mexicanos sabemos hacer de muy poco mucho y eso me hace sentir siempre muy orgullosa.



¿Qué consideras y qué recomendaciones crees que son importantes para llevar este camino en el mundo editorial?

En un principio creo que lo más importante es tener la idea y la decisión y de alguna manera ir con la pasión por delante pero esta pasión significa que vas a competir con un montón de personas que quieren el mismo puesto y como es que tú lo vas a obtener y los demás no, sin duda preparándote.


Yo creo muchísimo en la preparación y creo que por ejemplo me llegaban muchas personas en el equipo para una revista como Harper's Bazaar, como Elle o como Glamour y llegan con mucho convencimiento de que eso quieren y les encanta la moda pero no están dispuestos a estudiar más ósea ya terminan su carrera o estudiaron comunicación o estudiaron moda, generalmente no estudian las dos, yo tuve la suerte de haber estudiado las dos y cuando quiere oír este consejo les digo si estudiaste comunicación hazte un diplomado en moda o si estudiaste moda hazte un diplomado en comunicación porque de nada sirve amar la moda y no saber escribir sobre ella o amar la moda y saber escribir sobre ella pero no saber hacer un styling, no saber nada de la cuestión de vocabulario de la moda, la moda es un idioma completamente particular y tan especializado como hablar de economía o de política, te tienes que preparar y es que hay que prepararse en los dos ámbitos en escribir y en saber hacer moda, saber hacer ese sueño al momento de hacer el styling o saber hacer una pieza o de poder hablar con un diseñador de tú a tú.


Entonces es muy importante pero después pasaron los años, yo diría que lo que vale más es tu prestigio y siempre se lo digo a mis alumnos “tú prestigio te precede y de alguna manera la gente te contrata por tu prestigio” y ese prestigio tiene que ver con tu ética, con tu entrega, con tu pasión y también con tu posibilidad de negociación, la gente que le puedas preguntar por mi hay gente que me quiere y hay gente que no me quiere pero a mi me respetan y eso es muy importante.



¿Cómo es que tú consideras que encontrar un estilo te ha ayudado también a proyectar para posicionarte en dónde estás, qué consejos pudieras dar?

Como sabes estoy muy interesada en la parte de la imagen y empecé a estar interesada en la imagen por que me parecía a mi muy obvio que la imagen te ayuda, yo fui contratado alguna vez por la bolsa que llevaba, a un buen puesto por una bolsa, y de verdad es que cuando pienso que bolsa era no me acuerdo qué bolsa era ahí te va el asunto yo creo que todos tenemos un closet lleno de herramientas y no las usamos necesariamente a nuestro favor pero están ahí, disponibles, las tienes, ¿por qué no las usas a tu favor?


Entonces empezar por la parte de imagen es realmente lo más viable por que está a tu disposición, no tienes que hacer gran cosa más que concentrarte en lo que quiere comunicar y cómo comunicarlo a través de la ropa y tu arreglo personal, pero yo no creo que nada más esos tienes, hay gente muy bien vestida que tiene un look increíble pero si no tiene nada más pues en eso se queda ya para cuestión laboral necesitas más que eso.


Entonces yo lo que propongo es que la imagen la pulas por supuesto y la uses como una herramienta, pero también tu actitud tiene que pulirse y la actitud es importantísima cuando se trata de una cuestión laboral, primero es una actitud hacia fuera, que te va a ayudar a tratar bien a la gente, respetando tus colegas, siendo cooperativa, siendo apasionada, entregada pero hay una parte importantísima que viene de adentro hacia afuera como la belleza y es tu seguridad, es que tú sepas que eres realmente relevante, que tú tienes algo que aportar pero también tienes algo que aprender todo el tiempo y que estés entusiasmado para hacerlo, es como tallar un diamante, no nada más tallas una faceta, hay que tallarlas todas para que brilles.


Y todo esto te lleva a la adquisición de tu propio poder y el poder viene de verdad no con el dinero, no con las responsabilidades, ni con el cheque, ni con la oficina, el poder viene con lo que tú sientes que realmente vales, cuando tú sientes que tú tienes ese diamante y ese diamante brilla para todos, pero realmente viene de atrás, tienes que trabajar en el.


Si tú pudieras resumir en 5 hitos las recomendaciones, los pasos para diseñar una marca personal ¿cuáles serían?

  1. Primero tienes que creer lo que tú eres, entonces la seguridad y la certeza de que tú tienes una relevancia es muy importante porque si tú no te sientes relevante para ti como a nosotros creer que tú eres relevante, hay que tener ahí un trabajo interno en donde tú te lo digas y te lo afirmes pero también te lo construyas.


  1. Después evidentemente vas a tener que hacia afuera proyectar y todo eso es curioso pero como ves yo pienso que lo más fácil es la parte de afuera pero también hay que trabajar una parte de comunicación no verbal, importantísima la comunicación no verbal, porque tú estás diciendo un montón de cosas al momento de no decir nada, sabes, de moverte, de ver a los ojos, de sonreír, de estrechar una mano, de hacerte a un lado para que alguien pase, de todas estas cosas que parece que nadie conoce todo mundo las está leyendo, es muy importante.


  1. La otra parte es verdaderamente ser coherente, ¿que quieres tú decir de ti o qué quieres tú hacer de ti y ser coherente? Y cuando digo en una marca personal como la que tú estás mencionando, en redes sociales ya todos estamos siendo coherentes si tú vas, por decirte algo, vas por el apoyo a la moda nacional bueno entonces me lo tienes que decir con todo, con lo que traes puesto, con lo que haces sobre el tema, con tu mensaje uno a uno con los diseñadores en fin tienes que ser una persona coherente y esto se convierte en una coherencia desde cómo te vistes hasta cómo actúas, hasta cómo escribes, en fin. Y qué tienes tú en tus redes, que tienes tú en tu marca, o cómo escritora o cómo maestra.


  1. Después también vas a tener que pulir la parte de tu comunicación escrita y oral, muy importante, porque no nos enseñan en la escuela a tener de alguna manera un desarrollo público, nos enseñan a escribir y medianamente, pero esto de hablar articuladamente de expresar una idea, de luchar por ella, de defender los, de a lo mejor negociar es algo que debería de estar en todas las escuelas y yo no lo veo en las escuelas mexicanas, todavía en las norteamericanas tienen estos cursos y diplomados de debates, aquí no tienes eso, muy importante.


  1. Y por último, no menos importante es tiene una proyección hacia dónde tú realmente puedes ayudar, yo si creo en el poder de ayudar pero todas las circunstancias donde tú llegas a tener cierta gerencia, liderazgo y tal, vienen aquí con un montón de responsabilidades y una de ellas es que tú puedas enseñar a otras personas, guiar a otras personas, ayudar a otras personas y en esto tengo de alguna manera un marcaje muy personal con las mujeres porque creo yo que las mujeres nos obstaculizamos más de lo que nos ayudamos y pienso que hemos perdido grandes cosas, tú conoces perfectamente quien soy Lau y yo conozco quién eres tú y tu y yo en esto estamos de acuerdo, nosotras las mujeres si hiciéramos más alianzas podríamos llegar muy alto porque este mundo sería mucho mejor y este México sería mucho mejor si tuviéramos mujeres al mando de la salud, de la educación, del sistema económico, si tuviéramos realmente más gente implementando ayuda para otras mujeres porque cuando ayudas a una mujer, ayudas a la familia de la mujer y ayudas totalmente la ecología en esa familia, sabes, entonces creo yo en esto y me parece muy importante que empecemos a confiar y ayudar a las mujeres y que disfrutemos el brillo de otras mujeres por que nos ilumina.


¿Cómo te fue trabajando con un co-autor ?

Yo creo que nosotros teníamos naturalmente que iniciar este proyecto porque Antonio y yo hicimos Infashion juntos, sabes, y lo hicimos con otra persona, con otro profesional que fue clave en el éxito de Infashion, la parte ambiente, la econografria de Infashion estuvo basada mucho en el gran talento que tiene un diseñador gráfico que se llama Bogart Tirado y entonces los tres nos unimos en este reto, claro Bogart lo invitamos posteriormente pero no hubiéramos podido creo yo tener este gran libro que nació con estrella, que está realmente catalogado como un Best Seller, sin ayuda de ellos, de estos grandes talentos, Antonio y yo sufrimos la muerte de Infashion como si se nos hubiera muerto nuestro marido, los dos estábamos realmente en un duelo importante y yo tomé la decisión de irme una semana pasarme con él a Barcelona donde él ya estaba viviendo porque sentía que nos necesitábamos contener y ahí surge la idea de hacer el libro de El Poder de la Ropa.


Si bien es cierto que la idea de, ósea la propuesta la genere yo, e incluso el título lo puse yo, creo que Antonio y yo hicimos una muy buena combinación entre que él es hombre y yo soy mujer, en que el tiene una manera de escribir un poco más desenfadado y yo en ese momento era un poquito más seca o más que te diré, más universitaria, menos suelta digamos yo como pluma siento, los dos somos amantes de la moda y en fin, creo que hicimos una muy buena combinación.


Después cada quien hizo sus libros y él ya sacó una novela y va para la siguiente, cada quien toma manos un camino diferente como autores, pero el libro lo seguimos celebrando como una muy buena colaboración de los tres porque mentiría si dijera que Bogart no tuvo también muchísimo que ver con el éxito del libro.


Pero si me preguntaras si lo volverías a hacer, no sé si volvería a hacer un libro con alguien más porque como te dije soy muy independiente y soy de muchas estructura y a mi me cuesta trabajo que la gente no se adapte a mi estructura, entonces soy muy disciplinada, tengo timeline y como que yo trabajo muy particularmente, me a funcionado con mis equipos de las revistas, siempre sumarlos pero sumar a otro autor no siempre es fácil.


¿Que me puedes platicar acerca